restaurant

Es una cocina asiática diferente a lo que normalmente podemos encontrar con toda la tradición del sudeste asiático combinada con el estilo del tapeo.

Con influencias de todos los países configuran Indochina. Todos los productos de primerísima calidad y en una cocina acristalada, preciosa y siempre impoluta, llena de woks, calderos gigantes y morteros, muchos morteros. “Los necesitamos todos”, dice Ly Leap, propietario, chef y alma del lugar. Y sigue:

“En la cocina de Indochine no se tritura, se machaca, por eso todos los sabores son tan intensos”.

Así es en realidad, una carta de sabores intensísimos, identificables para quien ama las especias y sus juegos combinados. Pura alquimia la de Ly.